Me ha llevado mucho trabajo regresar a este rincón de mi mundo, no encontraba las palabras ni la sintonía para enfrentarme a mi misma y todo lo que mi yo del pasado decía. Por alguna razón hoy vuelvo sobre mis pasos, intentando contener todas las emociones que se han encapsulado y que ahora parecen tan vivas como desde 2011.

Sé que al otro lado de la pantalla han habido muchas personas con ganas de volver a leer lo que este espacio reflejaba, y aunque me hubiese encantado aparecer mucho antes, sólo hasta ahora el curso de la vida me trajo de nuevo ante mi teclado, que ahora viejo y con algunas letras ya desaparecidas, emprende una vez más la labor de escribirme frente a ti, que me lees.

Dude tantas veces el regresar, en parte porque todo lo que había escrito desde 2011 se ha perdido por un error absurdo y gracias a que nunca he tenido muy en orden mis prioridades. Tal vez es mejor así y sólo se pueda recuperar lo que quedó en otros rincones de este vasto universo llamado Internet.

La fragilidad del tiempo invita a recorrer los pasillos de mi memoria, estas ganas atenzadas en mi pecho sobre todo lo que aún no he escrito o publicado. Gracias por tanta paciencia todos estos años. Espero cumplir con tus expectativas.

MariaLaJuana